Mi perro ladra mucho, ¿qué puedo hacer?

Bienvenido/a de nuevo a un nuevo artículo del que quizá sea el blog de caniches por excelencia. En esta ocasión hemos creído oportuno traerte un artículo para ayudarte a resolver un problema muy común cuando tenemos peludines en casa, los ladridos de nuestro perro. Así que si eres dueño/a de un perro que ladra mucho, este artículo te cambiará la vida.

Cuando pensamos en la educación de perros, generalmente pensamos en el entrenamiento de obediencia. Pero esa no es la única manera de entrenar a un perro. En realidad, hay tres tipos diferentes de entrenamiento canino: entrenamiento de obediencia, modificación del comportamiento y de buena ciudadanía canina.

  • Entrenamiento de obediencia: Este tipo de entrenamiento trata de enseñar a tu perro a comportarse de cierta manera cuando escucha o ve un comando. Generalmente se realiza con señales verbales y señales con las manos. Cuando entrenes a tu cachorro con este método, es importante ser constante y paciente porque le llevará bastante tiempo acostumbrarse a la nueva rutina.
  • Modificación del comportamiento: Este tipo de entrenamiento está basado en cambiar el comportamiento de tu cachorro al recompensarlo por su buen comportamiento y desalentar el mal comportamiento al no.
  • Entrenamiento de buena ciudadanía: Enseñar a tu perro buenas prácticas de ciudadanía no solo es una excelente manera de vincularte con tu cachorro, sino que también es una excelente forma de ayudarlo a no meterse en problemas y asegurarse de que esté seguro mientras explora a su vecindario.

Causas subyacentes del comportamiento de ladrido

Perro caniche tranquilizando ladrido su dueño.

Ladrar es un comportamiento natural del perro que puede ser causado por muchas cosas diferentes.

Una de las razones más comunes para que un perro ladre es la de comunicarse con otros perros o personas. Los perros ladran cuando se sienten asustados, amenazados o ansiosos. También ladran cuando quieren algo como comida o atención. Este tipo de ladrido a menudo se conoce como comportamiento de búsqueda de atención y puede ser difícil de detener porque es gratificante para el animal.

Los perros también ladran si están aburridos. Esto podría deberse a que no hay juguetes alrededor o a que su dueño pasa demasiado tiempo lejos de ellos.

¡Es importante asegurarse de que tu perro tenga suficiente estimulación y ejercicio para que no se aburra y empiece a ladrar! Clic para tuitear

Tipos de ladridos de perro

Poodle emitiendo ladrido de alarma.

El tipo de ladrido de un perro depende de la causa por la que ladre. Por ejemplo, si tu perro ladra porque tiene hambre, será un ladrido diferente al que hará si se siente amenazado.

Existen diferentes tipos de ladridos de perros, los cuáles pasamos a detallar a continuación:

  1. Ladrido de alarma: El ladrido de alarma es un sonido agudo y fuerte que los perros utilizan para advertir a otros animales o humanos sobre un peligro exponencial.
  2. Ladrido de necesidad: Este tipo de ladrido suele ser más corto y más agudo y lo suelen utilizar los cachorros cuando quieren que sus dueños jueguen con ellos o que se les preste atención.
  3. Ladrido emocional: Este tipo de ladrido ocurre cuando el perro está emocionado por algo y generalmente es un sonido más agudo que el resto de tipos de ladrido.
  4. El ladrido juguetón o lúdico: El ladrido juguetón de un perro es la forma en la que tu perro se expresa cuando se siente feliz, alegre y/o enérgico.
  5. El Ladrido ordenado: Para explicarte este tipo de ladrido te sugerimos que hagas clic aquí.

¿Qué hacer para que no ladre un perro?

En este punto hacemos un alto en el artículo, pues hemos pensado que quizá quieras continuar con el post en formato vídeo. Si es así, ¡dale al play!, de lo contrario, puedes seguir leyendo.


Ladrar es la forma en la que un perro se comunica con el mundo, y puede ser difícil evitar que un perro ladre, pero hay varias formas de hacerlo.

Hemos visto los motivos y los tipos de ladridos de un perro, sin embargo, no te hemos contado las 5 acciones que podrías llevar a cabo para que un perro no ladre, pero estate tranquilo/a porque a continuación te las vamos a enumerar:

  1. Fomenta un entorno tranquilo en tu hogar, el perro notará el exceso de estrés en casa y por ende lo expresará en forma de ladridos.
  2. Enseña a tu perro el comando «silencio» para que sepa cuándo es el momento de estar callado y no ladrar innecesariamente.
  3. Mantén a tu mascota distraída con algún juguete interactivo para perros.
  4. Haz que cumpla una orden como la de sentarse o tumbarse.
  5. Aunque no somos muy partidarios de ello, puedes ponerle a tu perro un collar antiladridos. (Desde De Caniches no recomendamos este tipo de complemento ya que emiten una corriente eléctrica muy desagradable cuando el animal empieza a ladrar).

Conclusión

Entrenar a tu perro puede marcar la diferencia entre interminables horas de ladridos y conseguir paz. Pon en práctica todos estos consejos cuanto antes y empieza a respirar la tranquilidad en tu hogar que tanto anhelas.

Deja un comentario